Los autores del trabajo estudiaron a los pacientes tratados en ese hospital por tratamiento endovascular o por cirugía abierta por aneurisma de aorta abdominal infrarrenal entre los años 2007 y 2014. Así, analizaron la mortalidad, las complicaciones durante el postoperatorio, las reintervenciones por fuga en el tratamiento endovascular y por cualquier otra causa, tanto en las operaciones programadas como en las urgentes.

Los científicos realizaron un análisis de supervivencia a largo plazo y compararon ambos grupos mediante el uso de los test biomédicos habituales. En total, observaron 286 intervenciones por aneurisma de aorta abdominal infrarrenal, de las que el 80,1% se correspondían con intervenciones programadas y el 19,9% con urgentes.

El estudio mostró que los pacientes tratados mediante un tratamiento endovascular tenían una morbimortalidad a 30 días mucho menor que los tratados mediante cirugía abierta. Los investigadores consideran que los resultados son comparables en cuanto a mortalidad en el seguimiento, con un mayor número de reintervenciones en el tratamiento endovascular.

Los científicos observaron más complicaciones cardiorrespiratorias en la cirugía abierta que en el tratamiento endovascular urgente, sin diferencias en la mortalidad a 30 días ni en el seguimiento, según indican. En el estudio han participado investigadores del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular y de la Sección de Radiología Vascular e Intervencionista del Hospital Universitario Lucus Augusti.