La resolución de la imagen obtenida es excepcional, según el artículo, y permite la visualización del árbol dendrítico y los nucléolos de las células Purkinje. El equipo ha desarrollado un algoritmo para identificar estas células dentro de la imagen que percibe el escáner, lo que permite al sistema contabilizar grandes cantidades de células en un corto periodo de tiempo. Los investigadores aseguran que podrían abrir las puertas a un nuevo sistema para diagnosticar enfermedades neurológicas y facilitar el estudio del cerebro.

Según los investigadores, “este sistema es novedoso, ya que captamos lugares del cerebro a los que no se puede llegar de otra manera. Con este escáner, captamos de manera automática alrededor de 5.000 células Purkinje con una margen de error de menos del 5%, y determinamos la densidad de la superficie local con un promedio de 165 células por milímetro cuadrado. Además, queremos subrayar que la información tridimensional permite la segmentación de las estructuras subcelulares, incluyendo el árbol dendrítico”.

Tal como indican las referencias del artículo, el equipo de investigadores ha partido de la base de estudios anteriores, como la investigación del científico español Ramón y Cajal sobre las fibras nerviosas de la capa molecular del cerebro o el trabajo acerca de la resonancia magnética celular a través de nanoparticulas de óxido de hierro tras el trasplante de células muertas, del investigador italiano C. Cianciaruso.