Según informa la institución universitaria, la investigación tenía como objetivo evaluar la veracidad de las mediciones realizadas con termómetros clínicos y equipos de ultrasonidos y onda corta. El fin último era evitar errores en el diagnóstico o el tratamiento que puedan causar daños a los pacientes.

El trabajo, que se basa en las normas AENOR, evidencia las carencias que existen dentro de la normalización de la trazabilidad metrológica de estos equipos. “Los equipos médicos precisan tener una fiabilidad en sus magnitudes, esto obliga a tener una trazabilidad metrológica que asegura su relación con las unidades fundamentales”, aseguran los autores.

En el artículo participan el coordinador de Calidad en el Sistema Hospitalario de FREMAP, Alfonso Marín; el profesor de la UCAV Alfonso López; Carlos Jiménez, del Colegio Oficial de Ingenieros Industriales de Madrid; María Ana Sáenz, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de la Universidad Pontificia Comillas, y Jesús De Vicente, de la Universidad Politécnica de Madrid.