Regular la eutanasia

La consejera de Sanidad de Cataluña, Alba Vergés, ha anunciado que su departamento impulsará una ley para regular la eutanasia y el suicidio asistido. En una intervención en el pleno del Parlamento catalán, la titular ha avanzado que en las próximas semanas convocará una mesa de partidos y de entidades relacionadas para encontrar un acuerdo sobra la forma que ha de tener esta regulación.

«Es nuestra responsabilidad responder a una demanda apoyada por cerca del 80% de la sociedad catalana”.

En este sentido, Vergés ha señalado que «lo queremos hacer con un consenso amplio”. Según la parlamentaria, su Gobierno tiene claro que «es nuestra responsabilidad responder a una demanda apoyada por cerca del 80% de la sociedad catalana”. A su juicio, siempre se habla de la autonomía de las personas, de atenderla de acuerdo con su voluntad. ¿Por qué esto queda truncado cuando hablamos de la voluntad de acabar con la propia vida?», se pregunta la consejera. En este sentido, se responde ella misma argumentando que «esto va de la voluntad de la persona a tomar decisiones libres y coherentes con sus convicciones».

Demanda social

Alba Vergés: “Criminalizar la eutanasia es impedir una muerte digna».

Para Vergés un nuevo derecho “no obliga y respeta la voluntad de todos”, mientras que “criminalizar la eutanasia es impedir una muerte digna«. Asimismo, se pregunta que cuántas personas más tienen que grabar un vídeo para demostrar su voluntad de morir. Además, la consejera enfatiza estas palabras antes de denunciar que el Estado español se niegue a cambiar el Código Penal. Un cambio que para el Gobierno de Torra supondría un entorpecimiento de “una demanda social mayoritaria en la sociedad catalana. También de la voluntad individual y libre de una persona a disponer de su propia vida«, subraya la consejera.

La titular de Salud recuerda que Cataluña “siempre ha sido pionera”. Desde 2002 existe el registro de voluntades anticipadas, con el que hasta ahora 93 000 personas han manifestado qué intervenciones y tratamientos quieren recibir en caso de que una enfermedad les impida expresar su voluntad. Además, Vergés ha subrayado el papel del Observatorio de la Muerte, creado a instancias del Parlamento, que permitirá conocer “mucho mejor” cómo se muere en Cataluña. «Gobierno y Parlamento deben ir de la mano en la garantía de los derechos», concluyó Vergés.