La doctora Raquel Almodóvar, delegada de la Comisión de Docencia y Formación de la Sociedad Española de Reumatología (SER) y los doctores Victoria Navarro y Rubén Queiro han elaborado un decálogo con consejos para pacientes con espondiloartritis. El documento ha sido presentado durante la II edición de Lo mejor del año en espondiloartritis, un encuentro de debate celebrado recientemente en Sevilla que ha dado cita a numerosos especialistas en reumatología.

Según informa la SER en una nota de prensa, esta serie de consejos son aplicables a los pacientes de cualquier espondiloartropatía; desde espondiloartritis axial y artritis psoriásica, hasta artritis reactivas a infecciones o relacionadas con enfermedad inflamatoria intestinal. Las estadísticas oficiales cifran el número de afectados en España en, al menos, medio millón de personas.

Las espondiloartritis son “una familia heterogénea de enfermedades reumáticas que comparten características clínicas, patogénicas, genéticas, radiológicas, epidemiológicas y de respuesta terapéutica diferentes a otras enfermedades inflamatorias del aparato locomotor”, explican los autores de los 10 consejos para pacientes:

  1. No fumar.
  2. Hacer deporte.
  3. Evitar el estrés.
  4. Equilibrar la dieta.
  5. Seguir la medicación pautada.
  6. Cuidar las relaciones sociales.
  7. Mantener una adecuada higiene bucal.
  8. Prestar atención a los dolores abdominales.
  9. Informarse adecuadamente sobre la espondiloartritis.
  10. Mantener una buena comunicación con el reumatólogo.

“Aunque al principio resulte difícil, dejar el tabaco contribuirá a que la espondiloartritis mejore”, aseguran los autores, ya que este hábito se asocia a una mayor actividad de la enfermedad, un mayor daño estructural a nivel de la columna y peor estado de salud, respuesta y adherencia a las terapias. Realizar actividad física regular también resulta beneficioso, siempre y cuando el ejercicio se adapte a las condiciones físicas del paciente, ya que:

  1. Reduce el dolor.
  2. Reduce la fatiga.
  3. Disminuye la inflamación.
  4. Mejora la calidad de vida.
  5. Mejora del sueño y descanso nocturno.
  6. Mejora del estado de ánimo y previene la ansiedad.
  7. Mejora la capacidad de expansión de la caja torácica.
  8. Mejora la función física y aumenta la capacidad de esfuerzo físico.
  9. Incrementa la movilidad y flexibilidad vertebral y disminuye la sensación de rigidez.

Los consejos dietéticos son similares a los que debe seguir la población sin espondiloartritis: luchar contra la obesidad controlando el exceso de calorías y llevando una dieta equilibrada. Conviene evitar el consumo de alcohol y productos con alto contenido en colesterol, así como el uso de medicamentos que puedan afectar al hígado. “Es importante no abandonar ni alterar la medicación pautada”, insisten los autores.

“Mantener la espondiloartritis controlada es fundamental para que no dé lugar a enfermedades asociadas, como problemas cardiovasculares o diabetes, que pudieran agravar la calidad de vida del paciente”, aconsejan. Realizarse los análisis y las pruebas médicas correspondientes es tan importante como acudir a las revisiones odontológicas y las citas con el reumatólogo. Algunos síntomas como diarrea o pérdida de peso son motivo justificado de consulta.

“Cada paciente es distinto y sus hábitos de vida también lo son”, asumen; de ahí la importancia de la comunicación médico-paciente. Para que la atención y el tratamiento sean específicos y personalizados, médico y paciente deben tomar decisiones conjuntas. Para ello, es conveniente que el paciente de espondiloartritis exponga sus dudas en la consulta. “Y si busca información por su cuenta, por ejemplo, en internet, que lo haga en páginas cuyo contenido esté elaborado por profesionales médicos y avalado por alguna institución”.

A estos consejos se suma el de dormir un número suficiente de horas y el de contar, en la medida de lo posible, con un entorno social y familiar que brinde apoyo físico y emocional al paciente de espondiloartritis. “Tener la mente ocupada, una actitud positiva y hacer planes mejorará su estado de ánimo”, aseguran los doctores, quienes recomiendan, por ejemplo, la inscripción en asociaciones de pacientes.