El Instituto de Investigación del Hospital 12 de Octubre ha firmado un acuerdo con la empresa de electromedicina Sanro, para analizar los beneficios de estas técnicas en la rehabilitación de enfermedades del aparato locomotor. Los principales beneficiados de la fisioterapia con electromedicina serán pacientes con patologías como tendinitis, lumbalgia o artrosis, en quienes no han funcionado otras terapias tradicionales.

Según informa la Comunidad de Madrid, “ningún otro hospital público del país posee el equipamiento necesario; solo centros sanitarios privados, internacionales o equipos deportivos de élite”. Por ello, dicen, la incorporación de la electromedicina al servicio de Rehabilitación del 12 de Octubre, supondrá “un avance muy importante que permitirá observar los beneficios reales de la electromedicina sobre los pacientes”.

El convenio incluye el uso de un equipo láser con 4 longitudes de onda, capaces de penetrar hasta 10 centímetros bajo la piel y generar un efecto analgésico, cicatrizador y bioestimulador. La empresa de electromedicina cederá también un sistema electromagnético de alta intensidad combinado con ondas de choque, de gran utilidad en la consolidación de fracturas óseas. El lote de aparataje se completa con un equipo de diatermia que actúa contra el dolor, la inflamación, edemas y contracturas, y un ecógrafo de elastografía. Este último, explican, se utiliza para la valoración previa y posterior a la terapia de electromedicina; con el propósito de objetivar datos y resultados y contribuir así a la investigación de las patologías.