Un 13% de los reumatólogos españoles trabaja exclusivamente en la sanidad privada, mientras otro 25% compatibiliza esta actividad con la sanidad pública, según un estudio realizado por los servicios de Reumatología de los hospitales universitarios de Vall d’ Hebrón, Dexeus-Quirón y Parc Taulí con el objetivo de definir el perfil del reumatólogo privado español.

Beatriz Yoldi Muñoz, autora principal del trabajo, y su equipo enviaron 980 encuestas a través de la Comisión de Práctica Privada de la Sociedad Española de Reumatología (SER), obteniendo, a cambio, 759 respuestas de socios en activo (55% mujeres).

Tras un análisis estadístico descriptivo concluyeron que, en este campo, el reumatólogo prototipo es de género masculino, realiza una actividad mixta (pública y privada) durante una jornada laboral de unas 42 horas semanales, tiene una media de edad de 49 años y 19 de experiencia. Además, la mayoría ejerce en Cataluña (28%), Madrid (18%), Andalucía (12%) o Valencia (8%).

El 14% de los reumatólogos cuya dedicación es exclusivamente privada, trabaja en hospitales universitarios privados y el 36% en hospitales privados y el 50% en centros de especialistas. Entre los reumatólogos con práctica mixta, el 1% ejerce en hospitales universitarios privados, el 33% hospitales privados y el 66% en consulta privada.

Aunque en el ejercicio de la sanidad pública exclusiva predomina el género femenino con un 61%, la estadística se invierte al centrar la atención en el ámbito privado. Esta tendencia puede deberse, según los autores, a la incorporación tardía de la mujer a ciertas especialidades o a las diferencias de edad entre ambos sexos.

Es decir, explican, a medida que aumenta la edad, disminuye el porcentaje de mujeres y aumenta el porcentaje de dedicación a la medicina privada; de manera que, pasados los 65 años, el porcentaje de mujeres es del 15% y el porcentaje de individuos que se dedican a la práctica privada es del 76%.

Por otro lado, la heterogeneidad geográfica puede deberse a razones de distribución poblacional o las diferencias históricas de implantación de la medicina privada en las distintas comunidades autónomas. “Estos determinantes pueden explicar que la mitad de los reumatólogos de Cataluña ejerzan actividades privadas y que más de la cuarta parte de los reumatólogos privados españoles se concentren en esta comunidad”, sugieren.