Biogen ha hecho públicos los datos sobre el beta-1a pegilado, un interferón que ha demostrado su eficacia en esclerosis múltiple. Según avanza la compañía en una nota de prensa, los datos de un primer estudio confirman que el tratamiento a largo plazo con interferón beta-1a pegilado es un tratamiento coste-efectivo frente a otras terapias inyectables como tratamiento de primera línea para la esclerosis múltiple remitente-recurrente (EMRR).

La biotecnológica ha presentado estos nuevos datos de coste efectividad y de práctica clínica real en el Congreso de la Sociedad Internacional de Farmacoeconomía e Investigación de Resultados (ISPOR), celebrado en Glasglow (Escocia). Durante este encuentro también se han presentado datos relativos al coste-efectividad con dimetilfumarato.

La farmacéutica asegura en su nota de prensa que el análisis sobre el beta-1a pegilado sugiere que el tratamiento a largo plazo con este interferón (125 mg por vía subcutánea una vez cada dos semanas) es una opción dominante, más efectiva y menos costosa frente al resto de tratamientos inyectables para la EMRR.

Otro de los estudios presentados por la compañía sobre el beta-1a pegilado ha realizado una comparación de las características percibidas por el paciente con esclerosis múltiple tratado con interferón beta-1a pegilado frente al resto de terapias inyectables disponibles. Este segundo análisis revela que en el 65% de los pacientes la eficacia del tratamiento es el principal motivo a la hora de elegir un tratamiento entre las diversas opciones.

En este sentido, Biogen apunta que los resultados sitúan al beta-1a pegilado como una opción muy conveniente teniendo en cuenta que, pese a que el número de brotes anuales es similar en los distintos grupos de tratamiento, la duración y gravedad de los brotes se vio reducida en los pacientes tratados con interferón beta-1ª pegilado.

La compañía asegura que los pacientes tratados con este interferón fueron menos propensos a reportar “falta de eficacia” del tratamiento, más proclives a reportar un perfil de administración conveniente, y afirmaron tener un nivel de interrupción en sus vidas menor con este tratamiento. Por último, se ha presentado un estudio que realiza una comparativa del ahorro actual al sistema sanitario generado por etanercept biosimilar (SB4), autorizado en Europa para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, frente al ahorro potencial del mismo si su penetración en el mercado fuera similar a la existente en otros países europeos como Alemania o Reino Unido.