Así lo han asegurado durante un acto protocolario los representantes de ambas entidades, Christoph Stolle, director general de la compañía farmacéutica y José Luis Andréu Sánchez, presidente de la sociedad científica. Ambos insistieron en que “se va a prestar especial atención al abordaje de la gota”.

Entre los objetivos rubricados se encuentra “establecer un marco de actuación conjunto en actividades formativas y científicas, incluyendo proyectos de ámbito nacional, cooperación en programas y actividades docentes”, explican. Así mismo, se tendrán en cuenta “otras iniciativas de interés mutuo dentro del convenio”, adelantan.

“Entre sus fines estatutarios, la SER busca la promoción de la enseñanza e investigación en el campo de la Reumatología, con el objetivo final de mejorar la calidad de vida de los afectados por este tipo de enfermedades”, ha recordado Andréu. Para ello, insiste, “es fundamental el apoyo de las compañías farmacéuticas que buscan conseguir el mismo fin”.

Por su parte, Stolle ha destacado que “se trata solo del primer paso para estrechar relaciones y aunar esfuerzos con el fin de mejorar el tratamiento de los pacientes con gota”. Según su representante, el propósito de la compañía -“ser especialistas con espíritu emprendedor”- conseguirá “llevar verdaderos beneficios a los pacientes”.

El director general se ha declarado convencido de que “la SER será el mejor aliado para mejorar el abordaje de las enfermedades reumáticas como la gota, una patología que sigue presentando grandes necesidades médicas terapéuticas”, concluye.

La primera iniciativa de la entente será la colaboración en la sección de I+D durante el XLII Congreso Nacional de la SER y el desarrollo del curso de Metodología de la Investigación, organizado por la propia sociedad científica.