Para realizar este estudio, la autora principal, Mary A. De Vera y su equipo revisaron los estudios observacionales, clasificándolos de acuerdo a cómo se midió la adherencia: mediante autoevaluación, registros de monitorización electrónica o a través de datos farmacéuticos y registros de compra. Los autores decidieron excluir los ensayos aleatorizados dado que la adhesión es, por lo general, superior a la media de entornos reales.

Entre los artículos examinados, un estudio con 54 mujeres blancas y 68 afroamericanas con LES evidenció que no existían diferencias raciales significativas en cuanto a adherencia. Un segundo estudio, basado en el autoinforme de 32 pacientes, concluyó que el abandono de la medicación rara vez se debía a los efectos secundarios o la falta de eficacia del fármaco.

Así mismo, los autores observaron diferencias entre países, ya que se reportó una adherencia del 86,7% en Holanda, pero también una falta de consistencia en el tratamiento del 63,8% en Brasil y del 47,5% en Egipto. Otro estudio, de 8 años de duración, en Australia, señaló que el 35% de pacientes había abandonado la medicina.

Por su parte, el informe canadiense sugiere que la duración media de permanencia bajo terapia es de unos 6,1 años. Así mismo, el estudio de cohorte longitudinal llevado a cabo en Ámsterdam aseguró que la razón más común de abandono era la intolerancia médica al principio activo.

Por otro lado, los datos farmacéuticos evidenciaron en un estudio que el 51% de los enfermos decidía abandonar la hidroxicloroquina y el 39%, la prednisona; mientras otro paper recogió una falta de adherencia del 51% a los antimaláricos, del 39% a la prednisona y del 43% a otro tipo de inmunosupresores.

Por último, los autores incluyeron un artículo que medía la adherencia en base a las veces que se abría la botella de medicamentos; un gesto que se controlaba de forma remota mediante un microchip. Este método reveló que solo una cuarta parte de los pacientes presentaban adhesión a su tratamiento.

“En conjunto, esta revisión sistemática confirma la falta de adherencia es sustancial y significativa entre los pacientes con LES”, concluyen sobre unos hallazgos que “tienen importantes implicaciones para los enfermos y los profesionales que prescriben los medicamentos, quienes deben entender la importancia de realizar un seguimiento”.