El doctor Jesús Sanz, del Servicio de Reumatología del Hospital Puerta de Hierro de Majadahonda, ha sido galardonado con el Premio IMID en la categoría de Investigación, dotado con 5000 euros por el trabajo “Estudio para evaluar la utilidad del test de calprotectina en heces en pacientes con espondiloartritis y síntomas digestivos”.

Se trata de un proyecto para elevar el conocimiento de la relación entre las enfermedades inflamatorias intestinales (como la enfermedad de Crohn o la colitis ulcerosa) y la espondiloartritis, una patología que afecta a la columna vertebral y a otras articulaciones. Los premios se centran en 2 categorías:  Investigación, reconociendo el esfuerzo realizado en el desarrollo del conocimiento sobre las enfermedades IMID; y Calidad Asistencial, valorando el desarrollo de nuevos modelos de atención que redunden en la mejora de la calidad asistencial en estos pacientes.

Asimismo, estos galardones, otorgados por la Cátedra de Resultados en Salud de la Universidad Rey Juan Carlos y la Asociación de Personas con Enfermedades Crónicas Inflamatorias Inmunomediadas se conceden a la Innovación en la Atención a los Pacientes con Enfermedades Inflamatorias Inmunomediadas y cuentan con la colaboración de la compañía biofarmacéutica AbbVie.

En este sentido, el doctor Jesús Sanz ha señalado que “es importante buscar herramientas para un diagnóstico precoz de la enfermedad inflamatoria intestinal en pacientes con espondilitis que eviten pruebas incómodas a los pacientes o que puedan conllevar cierto riesgo”. Además, ha recordado que el trabajo que ha sido galardonado “nos ha permitido ver que la asociación entre la enfermedad inflamatoria intestinal y la espondilitis es muy frecuente a pesar de que muchos pacientes no tengan una sintomatología muy florida”.

Por otro lado, las enfermedades IMID son un grupo de patologías crónicas originadas por alteraciones del sistema inmunológico. Por esta razón, bajo esta denominación se engloban enfermedades tan dispares como la artritis reumatoide, la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa, la psoriasis o el lupus. Además, las alteraciones genéticas que presentan hacen que concurran con frecuencia 2 o más de ellas en un mismo individuo, hasta un 10% del total de los pacientes.

Finalmente, las enfermedades crónicas inflamatorias inmunomediadas cuentan con un mayor riesgo de desarrollar comorbilidades como síndrome metabólico, diabetes o enfermedad renal, lo que hace que su manejo resulte complicado. Asimismo, en España, estas enfermedades afectan a más de 2 millones y medio de personas y suponen una carga económica de 12 000 millones de euros anuales, entre costes directos e indirectos.