España tiene registrados 200.000 pacientes con artritis psoriásica, patología, en muchos casos, asociada a manifestaciones cutáneas. En esta encuesta, en la que han participado 558 pacientes con la enfermedad, se concluye que:

  1. Un 70% afirma haber estado afectado psicológicamente.
  2. Un 74 % manifestó preocupación por su estado de ánimo.
  3. Un 71% vio amenazada su actividad física.
  4. Un 49% sintió preocupación en el trabajo.
  5. Un 45% vio mermadas sus actividades de la vida diaria.
  6. Un 32% sintió que influía en sus relaciones de pareja.
  7. Un 31% notó perjudicada su vida sexual.

Además, un 23,5% manifestó haber sentido rechazo social, especialmente en piscinas, gimnasios o vestuarios o, incluso, en pruebas de selección de puestos de trabajo. Santiago Alfonso, director de Acción Psoriasis, recordó que los pacientes con artritis psoriásica y psoriasis no pueden presentarse a las pruebas para formar parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Los pacientes de artritis psoriásica no creen estar bien informados cuando se les diagnostica la enfermedad de las comorbilidades asociadas. De hecho, el 63% afirma que el especialista no le ha advertido bien sobre las patologías derivadas de la enfermedad, razón por la que desde Acción Psoriasis se reivindica más información por parte del médico.

Abordar el rechazo

Desde la Sociedad Española de Reumatología señalan que están priorizando las reclamaciones de los pacientes. Carlos Guillem, reumatólogo del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, puntualizó que había más rechazo en los pacientes con psoriasis, no con artritis psoriásica, ya que es una enfermedad más sintomática.

Juan Hernández, un paciente con artritis psoriásica, explicó a la agencia EFE, que esta enfermedad es “dura”, y ha hecho un llamamiento para intentar que se normalice entre la sociedad de un modo natural. Por su parte, Rosalía Gonzalo, vocal de dermofarmacia del COFM, insistió en que los pacientes con psoriasis tienen poca adherencia al tratamiento porque asumen los síntomas.