La flexión relajación podría formar parte del protocolo para la rehabilitación de columna cervical en el futuro, según apunta un estudio del Servicio de Rehabilitación del Hospital FREMAP de Sevilla. Los expertos señalan que este método no tiene la misma difusión clínica que el test lumbar. “La respuesta de los músculos cervicales es menos evidente, lo que podría explicar que no se le haya dado el peso que creemos que merece”, escriben los médicos.

La flexión relajación ha sido evaluada por los autores del estudio y consideran que tanto el protocolo de evaluación como la instrumentación utilizada alcanzan un valor de fiabilidad y validez clínica. Los expertos han llevado a cabo un estudio test-retest en 3 condiciones para definir un protocolo de valoración idóneo.

Los médicos han evaluado 3 grupos con 9, 10 y 11 voluntarios respectivamente, con un intervalo entre 7 a 14 días. En el grupo de 9 participantes, se evaluó la prueba con electromiografía de superficie (EMG) bipolar, sin control del movimiento. Para el grupo de 11 pacientes se usó un electrodo bipolar con control de la velocidad de ejecución y una leve ayuda para estabilizar el tronco.

En el grupo de 10 participantes se controló la velocidad, se aumentó la estabilización y se usó un electrodo tetrapolar. Los expertos tomaron nota de la ratio de la flexión relajación y su logaritmo neperiano. Los autores recalcan que tuvieron en cuenta cualquier variable de resultado y efectuaron un examen de los participantes sentados con el tronco recto y otro con una flexión a 45°.

El grupo con 10 participantes obtuvo valores en el coeficiente de correlación intraclase (ICC > 0,80). El grupo de 11 personas tuvo un ICC comprendido entre 0,3 y 0,6. Para el grupo de 9 participantes se registraron valores inferiores a 0,3. Los investigadores señalan que el método de flexión relajación puede formar parte del protocolo de cuidados para la columna cervical.