El presidente de la SED, Juan Antonio Micó, ha destacado que es vital que las instituciones inviertan en la creación de conocimiento orientado al alivio del dolor infantil. Asimismo, Micó considera indispensable promover la elaboración de estudios epidemiológicos, fomentar la estructuración de áreas de atención para el dolor infantil en centros hospitalarios de referencia, y crear becas y ayudas específicas orientadas al alivio del dolor infantil.

“El papel de la SED y del resto de sociedades científicas es clave para promover el estudio y concienciar socialmente la lucha contra el dolor infantil”, añade el presidente de la SED.

Con el objetivo de avanzar en el conocimiento y promover la formación en dolor infantil, la SED ha puesto en marcha un grupo de trabajo liderado por el profesor Jordi Miró, quien además dirige la Cátedra del Dolor Infantil Universidad Rovira y Virgili-Fundación Grünenthal. La SED insiste en la necesidad de ampliar el conocimiento sobre el dolor infantil, ya que, calcula que entre el 20 y el 30% de los niños experimenta algún tipo de dolor crónico.

En este sentido, el coordinador médico de la Unidad del Dolor Infantil del Hospital Universitario La Paz de Madrid, Francisco Reinoso-Barbero, ha explicado que “el manejo del dolor infantil se perfila como auténtico reto social, ya que hay que tener en cuenta la variabilidad clínica que suponen los cambios cronobiológicos, las causas, y el propio curso de la enfermedad en una población tan heterogénea”.