Según recoge Infosalus, el trabajo se basó en la revisión de 46 artículos que analizaban la relación de la osteoartritis con los 32 deportes más populares en Reino Unido, tanto individuales como por equipos. En la mayoría de los casos, no se observó vinculación en los deportistas aficionados.

En el caso de los deportistas profesionales, se observó un ligero aumento del riesgo de osteoartritis asociado con determinada práctica deportiva, en muchos casos de élite. Aun así, los resultados son cuestionables dada la “baja calidad” de los estudios, de acuerdo con los autores.

Pese a ello, la combinación de varios hallazgos sugiere que las lesiones significativas están relacionadas con la osteoartritis en jugadores de fútbol, que fue el deporte más analizado en los trabajos usados por los investigadores de Leeds.