La plataforma MedPage Today asegura que se presentaron diversas novedades sobre el fármaco Cosentyx®. En primer lugar, se confirmó que este inhibidor de la interleuquina-17A secukinumab previene una progresión radiográfica en pacientes con espondilitis anquilosante pues en el 80% de los pacientes tratados no se detectó una evolución de la enfermedad en la columna vertebral en un periodo de 2 años. No son resultados concluyentes, pero ofrecen una alternativa positiva.

Además, según MedPage Today un investigador declaró que la tasa de incidencia de enfermedades inflamatorias intestinales no aumenta en pacientes con psoriasis, artritis psoriásica o espondilitis anquilosante tratados con Cosentyx®. Aseguró que este fármaco supone una opción terapéutica incluso para los que padecen alguna enfermedad inflamatoria intestinal estable siempre que se siga un tratamiento adecuado.

La plataforma añade que en el congreso se declaró que el anticuerpo monoclonal sirukumab sirve para el tratamiento de la artritis reumatoide activa. Este anticuerpo se adhiere a la interleuquina-6 y limita el dolor. Sin embargo, uno de los investigadores confirmó que no funciona igual que otros inhibidores de la IL-6 y que su mecanismo de acción puede ofrecer resultados muy positivos.

Según MedPage Today, otra presentación confirmó que los pacientes de artritis reumatoide que no fuman y que mantienen un peso saludable tienen más probabilidades de alcanzar una prolongada remisión de la enfermedad que aquellos que fuman y tienen sobrepeso. Esto se da sobre todo en el caso de los hombres.

Otro tema tratado en el congreso fue la eficacia del inhibidor de la interleuquina-17 ixekizumab en el tratamiento de la artritis psoriásica. Fue aprobado recientemente por la FDA para el tratamiento de una psoriasis en placa de moderada a grave y se considera que su inhibición del IL-17 juega un papel importante en el tratamiento de trastornos inmunológicos relacionados.

Finalmente, el último artículo de MedPage Today afirma que se presentó la eficacia de la inhibición del interferón de tipo uno con el anticuerpo monoclonal anifrolumab en el tratamiento contra el lupus eritematoso leve o severo. Los interferones ayudan en la lucha contra infecciones virales y en la vigilancia del cáncer, pero pacientes con lupus muestran un nivel elevado y su inhibición supone un objetivo terapéutico natural.