El reumatólogo Alexandre Sepriano durante el Congreso Nacional de la SER.

El diagnóstico tardío de la espondiloartritis axial condiciona el agravamiento de la patología, además de aumentar el daño estructural y la pérdida de movilidad. Así se puso de manifiesto en el XLV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Reumatología (SER). En concreto, en la mesa El espectro de la espondiloartritis axial, ¿una sola enfermedad?, organizada en colaboración con Novartis.

“Es inaceptable que la media de tiempo entre el inicio de los síntomas y el diagnóstico sea de 5 a 10 años”, señaló el reumatólogo Alexandre Sepriano.

Según explicó el especialista del Centro Médico de la Universidad de Leiden en Países Bajos, dicha patología es una “enfermedad compleja con múltiples manifestaciones”. Eso incluye algunas no reumáticas, por lo que es necesario “un enfoque multidisciplinar para conseguir la mejor atención a los pacientes”. En ese sentido, destacó el papel de los médicos de Atención Primaria.

Diagnóstico de la espondiloartritis axial

De acuerdo con el experto, el diagnóstico de esta enfermedad tiene que basarse en aspectos clínicos. “Se debe tener cuidado y no abusar de los criterios de clasificación en la práctica diaria para hacer diagnósticos puesto que puede generar consecuencias perjudiciales. Por ejemplo, el sobrediagnóstico o sobretratamiento”, afirmó Sepriano, que también hizo referencia a los pacientes con espondiloartritis axial no radiográfica.

En cuanto al tratamiento, Sepriano destacó la inhibición de la IL17 con secukinumab. “Ha demostrado ser efectiva y ha ampliado las opciones terapéuticas más allá de la inhibición del TNF”, incidió.

“Para clasificarlos, los pacientes necesitan tener o bien evidencia de inflamación activa en la resonancia magnética de la articulación sacroilíaca. Además de por lo menos una característica de la espondiloartritis. Por ejemplo, presentar artritis periférica, mostrar positivo el gen HLA-B27 o la proteína C reactiva alta. Y tener al menos 2 características de espondiloartritis axial”, aclaró.

La espondiloartritis axial es una enfermedad crónica. En España hay al menos 500 000 personas diagnosticadas. Afecta sobre todo a la columna y las articulaciones sacroilíacas. Estas tienden a soldarse entre sí y provocan una limitación de la movilidad.  Por este motivo, “es muy importante mantenerse activo para mejorar la función física y la movilidad” para hacer frente a la patología, tal y como recalcó el experto.