De acuerdo con el director médico de Novartis, Vas Narasimhan, la clave de estos resultados es que los pacientes con espondilitis anquilosante tratados con secukinumab tienen la oportunidad de mantener su movilidad durante más tiempo. “Esto es muy importante, ya que la espondilitis anquilosante es una enfermedad incapacitante que puede afectar a las personas desde los 20 años, cuando aún les quedan muchos años de vida por delante", ha añadido.

De acuerdo con la compañía, estos nuevos datos se suman a la evidencia que confirman la eficacia y seguridad de Cosentyx®, “el primer y único inhibidor de IL-17A aprobado para el tratamiento de espondilitis anquilosante”, una enfermedad inflamatoria crónica que puede provocar dolor crónico y pérdida de movilidad. El fármaco también está aprobado para la artritis psoriásica y la psoriasis.

Ensayo de fase III

Measure 1 es un estudio de fase III de 2 años, multicéntrico, aleatorizado y controlado con placebo que evalúa la eficacia y seguridad de secukinumab en pacientes con espondilitis anquilosante activa. Completaron el ensayo 290 pacientes, a los que se sumaron 274 para participar en un periodo de extensión de 3 años.

De los pacientes que participaron en el estudio, casi el 80% no mostró progresión radiográfica durante las 208 semanas de tratamiento, como lo indica la medida de evaluación de rayos X puntuación vertebral de la espondilitis anquilosante de Stoke (Ankylosing Spondylitis Spinal Score) modificada (mSASSS).

Asimismo, la ausencia de progresión estructural de la espondilitis anquilosante en la columna vertebral fue acompañada de resultados sostenidos en las medidas de dolor respondidas por el paciente, con más del 75%. El perfil de seguridad de Cosentyx® demostró ser consistente con el observado en ensayos clínicos en múltiples indicaciones.