El síndrome de Sjögren es un trastorno del sistema inmunitario que produce sequedad en ojos y boca.

El síndrome de Sjögren es un trastorno del sistema inmunitario que produce sequedad en ojos y boca. Con el objetivo de desarrollar herramientas que mejoren el diagnóstico se ha puesto en marcha un proyecto europeo. Investigadores del Centro Pfizer-Universidad de Granada-Junta de Andalucía de Genómica e Investigación Oncológica, Genyo, participan en el mismo.

Según ha informado la Consejería de Salud y Familias, el proyecto NECESSITY comenzó en enero y durará 6 años. En este tiempo, 25 instituciones de varios países europeos trabajarán juntas bajo la coordinación de Francia. El proyecto busca facilitar el diagnóstico, así como realizar ensayos clínicos para desarrollar tratamientos eficaces frente al síndrome de Sjögren. En la actualidad, no existe una terapia eficaz para la enfermedad.

El equipo de Genyo liderado por Marta Alarcón participa con el conocimiento generado dentro de otro proyecto europeo: PRECISESADS. En este caso, el estudio se centraba en la investigación de patologías autoinmunes sistémicas, como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso. En concreto, el grupo va a segmentar las muestras de este estudio para analizarlas en busca de nuevos parámetros. Asimismo, se evaluará la respuesta a los tratamientos actuales.

Saber más sobre síndrome de Sjögren

Dentro de la participación andaluza, destaca María Teruel Artacho. Esta investigadora tiene experiencia en el estudio genómico del síndrome de Sjögren. De hecho, está trabajando en otros proyectos en ese campo. También participan en NECESSITY la Fundacio Clinic Per A La Recerca Biomedica y el Hospital Clínico y Provincial de Barcelona. También participan entidades de Francia, Reino Unido, Suiza, Países Bajos, Grecia, Noruega, Suecia, Italia y Estados Unidos.

“Proyectos como este permiten el intercambio de conocimiento entre expertos de distintos puntos del mundo y fomentan una investigación colaborativa”, señalan desde la consejería.

El proyecto cuenta con 15,4 millones de euros de presupuesto. Está financiado por la Iniciativa de Medicamentos Innovadores de la Unión Europea y la Federación Europea de Asociaciones e Industrias Farmacéuticas. “Es una muestra más de la participación de los profesionales de la sanidad andaluza en las investigaciones europeas e internacionales a través de distintos proyectos y colaboraciones. Esta participación, que se ha incrementado en los últimos tiempos, demuestra que la ciencia realizada en Andalucía tiene un elevado nivel de competitividad y excelencia”, concluyen.