El coste y la calidad de vida asociados al reemplazo articular total de cadera o rodilla varían sistemáticamente según los síntomas preoperatorios, según un estudio de las universidades británicas de Oxford y Southampton y el Instituto Max Planck de Alemania. La puntuación preoperatoria de cadera de Oxford (OHS) y la puntuación de rodilla de Oxford (OKS) son los sistemas de medición de estos síntomas preoperatorios.

Según recoge la revista Rheumatology, el análisis de regresión utilizó los datos de 602.176 pacientes sometidos a reemplazo articular total de rodilla o cadera a los que se realizó un seguimiento de 6 años (Hospital Episode Statistics), 2.217 pacientes operados de rodilla y seguidos durante 12 años (Knee Arthroplasty Trial) y 806 reemplazos articulares de cadera y 484 de rodilla, en observación durante un año (Clinical Outcomes in Arthroplasty Study). En todos estos casos, recogidos prospectivamente de ensayos clínicos, estudios de cohortes y bases de datos administrativas, se evaluó:

  1. Coste de la artroplastia primaria.
  2. Coste de la artroplastia de revisión.
  3. Coste de los reingresos hospitalarios.
  4. Costes ambulatorios del año previo y hasta 12 años después del reemplazo articular.  
  5. Calidad de vida, según los parámetros EQ-5D antes y después del reemplazo articular.

“Generalmente, el coste fue mayor para los pacientes con bajo nivel preoperatorio según la puntuación OHS/OKS que para los pacientes con alto nivel”, resume el autor principal, Peter Eibich. “Por ejemplo, el coste de reingresos hospitalarios en los 12 meses posteriores al reemplazo articular primario de cadera o rodilla fue de entre 740 y 888 £ para los pacientes en el percentil 5 y entre 314 y 404 £ en el percentil 95 de la distribución de OHS/OKS”.