El Centro Médico de la Universidad de Stanford ha analizado la eficacia y seguridad de upadacitinib en el tratamiento de pacientes con artritis reumatoide con una respuesta inadecuada o intolerancia a fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad biológica (FARME). Los 499 voluntarios fueron asignados aleatoriamente para para recibir 15 mg o 30 mg de upadacitinib de liberación prolongada una vez al día durante 12 semanas o placebo seguido de 15 mg o 30 mg de upadacitinib de la semana 12 en adelante.

Según los resultados del ensayo doble ciego, aleatorizado y controlado de fase 3, publicado en The Lancet, tanto la dosis de 15 como la de 30 miligramos de upadacinitib “condujeron a mejoras rápidas y significativas” en comparación con el placebo tras 12 semanas de tratamiento. El inhibidor selectivo de la enzima janus quinasas 1 (JAK1) alivió el dolor de los pacientes y mejoró tanto la inflamación como la función articular.

El número total de pacientes con eventos adversos fue similar para el grupo placebo y el grupo de upadacitinib en 15 miligramos pero se incrementó en el grupo de upadacitinib en 30 miligramos. Al cumplirse las 12 semanas de tratamiento, los eventos adversos más comunes fueron la infección del tracto respiratorio superior, la infección del tracto urinario y el empeoramiento de la artritis reumatoide.