El ébola sigue siendo una amenaza en Ruanda, por lo que el país se ha preparado para prevenirlo, según ha anunciado en un comunicado el Ministerio de Salud del país africano y recogido por la agencia Xinhua. Según el gobierno ruandés, se han intensificado los ejercicios para ampliar la preparación del personal médico y otros interesados con el fin de prevenir y manejar el ébola en caso de que ocurra un brote en el país.

El ejercicio se ha realizado del 8 al 11 de enero en el hospital Gihundwe y en el Aeropuerto de Kamembe, en el distrito de Rusizi, de la ciudad ruandesa de Kigali. En este sentido, el entrenamiento tiene como finalidad revisar la preparación a varios niveles del personal de salud, encargados de laboratorio y líderes locales para responder a la enfermedad en caso de un brote de ébola.

Asimismo, tal y como han informado desde el Ministerio de Salud, el ejercicio ha incluido a pacientes imaginarios con ébola y ha tratado sobre la forma en la que se les puede manejar y tratar y la manera en la que deben ser sepultados en caso de muerte. No obstante, aunque en Ruanda no hay casos confirmados o sospechosos de ébola, seguirá verificando la preparación de los proveedores de salud y otros participantes luego de varios ejercicios de capacitación sobre medidas de prevención y tratamiento.