El déficit drástico de suministros médicos en Gaza preocupa al Ministerio de Salud que ha denunciado la atención deficiente que prestan los hospitales debido a la situación política que vive el país. Según informa la agencia EFE, la Gran Marcha del Retorno dejó 10 muertos y cerca de 500 atendidos por heridas de bala, que se suman a los afectados en la manifestación del 30 de marzo.

El principal hospital de Gaza, el Hospital de Shifa, ha recibido, en un intervalo de 4 horas, más de 200 heridos, la mayoría con hemorragias que necesitaban transfusiones inmediatas, explica EFE. El déficit drástico de suministros médicos ha sido denunciado por el Ministerio de Salud que ha alertado de la falta de componentes operativos, medicinas y de personal quirúrgico especializado.

El déficit drástico de suministros médicos ha llevado a Ashraf Abu Mahadi, director general de Cooperación Internacional del ministerio, a enviar una carta en la que solicita a las ONG y la comunidad internacional ayuda urgente y práctica para evitar “una grave catástrofe humanitaria y atender la situación calamitosa”.

Según denuncia el Ministerio de Salud, el Hospital de Shifa no se ha renovado en décadas y el equipamiento está obsoleto. Además, tienen restricciones en las mercancías impuestas por el bloqueo israelí. Desde que se inició la Gran Marcha del Retorno han muerto 32 palestinos, tanto en protestas como en incidentes violentos en la valla, concluye EFE.