El Gobierno de España ha creado la Dirección General de Consumo dentro de la nueva estructura del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social con el objetivo de garantizar una elevada promoción y protección de los derechos de los consumidores y usuarios. De esta forma, se reconoce el ámbito específico de actuación de las mencionadas cuestiones de consumo.

Según ha informado el citado ministerio, el Consejo de Ministros aprobó la nueva estructura del departamento de Sanidad el pasado 24 de agosto mediante un real decreto que modifica el Real Decreto 595/2018 de 22 de junio, por el que se establecía la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales. Así, se deroga el Real Decreto 485/2017, de 12 de mayo, por el que se desarrollaba la estructura del Ministerio de Sanidad.

Entre las principales novedades de la nueva estructura se encuentra la creación de la Dirección General de Consumo dentro de la Secretaría General de Sanidad y Consumo. Con esto se pretende garantizar una promoción y protección elevadas de los derechos de los consumidores a través de una gestión transparente y eficiente que ayude a reforzar la confianza de la ciudadanía.

De acuerdo con el ministerio, la creación de la Dirección General de Consumo responde a la “necesidad de reconocer el ámbito de actuación específico de las cuestiones de consumo”, siguiendo el mandato del artículo 51 de la Constitución Española, “por el que se encomienda a los poderes públicos garantizar la defensa de los consumidores y usuarios”, además de “promover la información y la educación de los consumidores y usuarios y fomentar sus organizaciones y oírlas” en cuestiones que puedan afectarles.

Además de incluir esta nueva Dirección General de Consumo, el Ministerio de Sanidad recupera el Observatorio de Salud de las Mujeres y amplía las competencias del hasta ahora Consejo Asesor de Sanidad, que pasa a denominarse Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales. Actuará como órgano consultivo de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en la formulación de la política sanitaria y de bienestar social.