La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha asegurado que no existe posibilidad de que se produzcan nuevos casos provocados por el falso omeprazol.

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha asegurado que no existe posibilidad de que se produzcan nuevos casos provocados por el falso omeprazol, según la agencia EFE. Una farmacéutica administraba a niños crecepelo (minoxidil) en vez de omeprazol, que es un protector gástrico. Sin embargo, la autoridad competente ha retirado todos los lotes y ha paralizado el laboratorio para que no se produzcan nuevos casos.

El error que ha llevado a 17 menores a consumir crecepelo en vez de un protector gástrico se encuentra en el envasado del producto.  La empresa encargada del envasado introdujo minoxidil en el envase del omeprazol. Así lo ha explicado la ministra en un acto que ha tenido lugar en la sede el Ministerio de Sanidad sobre desigualdades sociales. Los niños afectados pertenecen a Cantabria, Andalucía y la Comunidad Valenciana y padecen hipertricosis. Esta es una enfermedad que se caracteriza por el crecimiento de vello por todo el cuerpo.

Los primeros casos se detectaron en junio gracias al sistema de farmacovigilancia. Este sistema se encarga de localizar anomalías en el uso de cualquier medicamento del sistema sanitario. Tras la verificación del problema, se retiraron todos los lotes defectuosos. Además, Carcedo ha asegurado: “En estos momentos no hay ninguno a la venta”.

Comunidad Valenciana

Por otra parte, la consejera de Sanidad, Ana Barceló, ha confirmado que los lotes de falso omeprazol no se han comercializado en la Comunidad Valenciana. Sin embargo, hay 3 menores valencianos afectados por este producto crecepelo.

En este sentido, la consejera ha asegurado: “Se trata de una segunda alerta. Los niños que han recibido este tratamiento están teniendo un seguimiento por parte de sus pediatras, pero se desconoce su estado actual”.

Además, ha explicado que cuando se activan estas alertas, las autoridades conocen qué farmacia y oficinas están distribuyendo el producto. Por lo tanto, tras activarse la alerta llevan a cabo el protocolo que obliga a retirarlo inmediatamente. El objetivo es evitar que continúe distribuyéndose y se produzcan nuevos casos.