La Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud (SCS) han confirmado al Sindicato Médico que pretenden cumplir con el acuerdo que se firmó antes del final de la legislatura.

La Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud (SCS) han confirmado al Sindicato Médico que pretenden cumplir con el acuerdo con los médicos que se firmó antes del final de la legislatura, según la agencia EFE. El objetivo es evitar la huelga, pero antes deben completar el trámite administrativo para poder ser ratificado por el Consejo de Gobierno y aplicado.

Desde el Sindicato Médico instan a que el acuerdo con los médicos se desarrolle antes de final de año. A través de este pacto, pretenden solucionar los problemas de falta de médicos y sobrecarga asistencial. Sin embargo, para que el convenio se ratifique necesitan un informe jurídico y la memoria económica para poder realizar los trámites administrativos. Además, Celia Gómez, responsable del SCS, asegura que se trata de un trámite fundamental para dar seguridad jurídica.

El sindicato también insiste en la necesidad de una continuidad en las políticas que se desarrollan para que no se interrumpan con los cambios de legislatura. Por lo tanto, pide establecer acuerdos a largo plazo, que tengan continuidad en el caso de un cambio en el equipo de las organizaciones competentes.

Falta de pediatras

En este sentido, Celia Gómez ha asegurado: “Habrá que ver qué situación hay, qué recursos tenemos y si es necesario hacer un planteamiento. Siempre debemos tener encima de la mesa la posibilidad de revisar cómo tenemos organizada la asistencia”.

Por otra parte, otro problema abordado durante la reunión ha sido la falta de pediatras. Además, insisten que no pueden permitir que se abuse de estos especialistas, a los que les llegan pacientes incluso de otras áreas de salud en las que no tienen por qué desarrollar su actividad. Asimismo, desde el sindicato recuerdan que es necesario incentivar a los profesionales para que se queden a trabajar en Cantabria.

Además, ha añadido que la escasez de estos profesionales afecta a toda España. Por lo tanto, desde la administración tratan de cubrir la demanda de asistencia que requiere cada territorio con los recursos que tienen. Sin embargo, destacan que la administración tratará de encontrar una solución que proteja las condiciones de trabajo y las necesidades de asistencia.