“En la foto fija de España no faltan médicos, lo que está claro es que están mal distribuidos”, argumenta Serafín Romero, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC). Estas conclusiones, recogidas por la agencia EFE, se desprenden del último estudio sobre demografía médica, elaborado por la entidad en colaboración con la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM). Según Romero, la mala distribución de médicos se debería, en parte, a la baja incentivación para cubrir plazas en “sitios especiales”.

Francisco Miralles, secretario general del CESM, ha coincidido en señalar la necesidad de concursos e incentivos que motiven al profesional a optar a este tipo de puestos. “Muchas veces son las propias administraciones las que dificultan todo lo posible la movilidad de los médicos”, denuncia. Por su parte, la secretaria general del Colegio de Médicos de Las Palmas de Gran Canaria, Marta León, ha puesto el foco de atención sobre las poblaciones rurales, las más perjudicadas por la falta de homogeneidad.

Navarra, a la cabeza

Según las cifras del informe, España cuenta con 253.796 médicos colegiados, de los cuales, 221.470 se encuentran en activo, lo que supone un promedio nacional de 476 profesionales por cada 100.000 habitantes. Esta cifra sitúa a España un 12% por encima de la europea. En este sentido, Navarra es, con 611 médicos por cada 100.000 habitantes, la comunidad autónoma más destacada, seguida en los primeros puestos por Cantabria (594), Madrid (557), País Vasco (552) y Aragón (549).

Madrid, Cataluña y Asturias son las autonomías que más médicos exportan, mientras La Rioja y Baleares son las que más facultativos reciben. Neurocirugía, Urología, Anatomía Patológica, Cirugía Plástica y Otorrinolaringología son las especialidades más afectadas en cuanto a falta de profesionales.

Madrid, Álava, Navarra, Guipuzkoa y Guadalajara son las provincias que cuentan con un mayor número de médicos mujeres y, por el contrario, Ceuta, Melilla, Jaén, Cádiz y Ciudad Real son las menos “feminizadas”. En cifras generales, España cuenta con cerca de un 50% de mujeres en la plantilla médica; sin embargo, entre las 115.965 doctoras en activo, apenas un 20% ocupa puestos de dirección.

Más de 70.000 jubilados

Según el informe, la falta de médicos en España no es un problema en la actualidad, pero sí podría serlo en el futuro, ya que, en la próxima década, el país afrontará la jubilación de más de 70.000 médicos. Con la planificación actual podrían llegar a cubrirse 55.000 de estas estas vacantes, de manera que seguirían siendo necesarios unos 15.000 nuevos médicos. Abrir nuevas facultades de medicina no es una opción para los autores del estudio; ya que España es el segundo país del mundo en número de centros (46), solo por detrás de Corea del Sur.

Según los cálculos de la OMC y la CESM, para formar a los 7.000 médicos que salen de la facultad cada año harían falta unas 1.400 plazas de mir. Puesto que la demanda es superior a la oferta, de los últimos 14.466 aspirantes, solo 6.513 obtuvieron plaza; de manera que quedaron fuera 7.953 médicos con número de orden asignado. “De continuar este desajuste, miles de médicos se quedarán cada año sin poder acceder a una plaza de formación sanitaria especializada”, advierte el informe y recoge EFE. “Tras acabar la carrera se verán abocados al sector privado, el paro o la emigración”.