Con el objetivo de impulsar la lucha contra esta enfermedad y visibilizar a sus verdaderos protagonistas,  la AECC ha adjudicado un total de 12 millones de euros para la investigación en 140 becas. El acto ha contado con la presencia de Su Majestad la Reina, en calidad de Presidenta de Honor de la AECC y su fundación científica, y con numerosas figuras de referencia en el campo de la investigación.

Luchar contra el cáncer: unidos a escala mundial

Durante uno de los primeros actos de celebración del World Cancer Research Day, el director ejecutivo de Union for International Cancer Control (UICC), Cary Adams, ha planteado el tabaquismo, la vacunación y, en algunos países, el aumento de la presencia de oncólogos como los principales desafíos para 2020 en la lucha contra el cáncer.

“Hemos progresado en muchos aspectos del control del cáncer; ahora el objetivo es convencer a los gobiernos, que entiendan la carga a la que nos enfrentamos”, sugiere el economista. “Las ideas existen, los investigadores están deseando colaborar, pero los financiadores deben allanar el camino para que estas mentes brillantes puedan trabajar juntas”, coincide Nick Grant, representante de la fundación Cancer Research UK (CRUK).

Para que esta colaboración pueda materializarse, el doctor Álex Piris de la European Society for Medical Oncology (ESMO) ha reivindicado las redes de investigadores. “Es la única forma de trabajar evitando una nefasta competitividad”, defiende el científico, quien ha querido agradecer la dedicación de sus compañeros, pero también destacar la labor de los clínicos. “Debemos estar orgullosos del rol que desempeñamos en la lucha contra el cáncer”, afirma; sin embargo “el papel del oncólogo también es esencial”.

En este sentido, “la posición del médico ha cambiado mucho; desde el planteamiento clásico que creaba una división con el enfermo hasta el diálogo abierto con él”, reflexiona Piris, quien destaca la importancia de trasladar más rápidamente la experiencia del paciente a la investigación y, los resultados de esta, de nuevo al paciente.

Por su parte, Nicolas Gaudin, portavoz de la International Agency for Research on Cancer (IARC) de la OMS ha esbozado los 3 puntos a seguir para “plantear el cáncer en términos amplios”:

  1. Disponer de una enciclopedia de carcinógenos.
  2. Implementar proyectos y desarrollar las capacidades de los científicos del mañana.
  3. Cartografiar el cáncer en el mundo, ya que “necesitamos mapas para saber dónde estamos en esta lucha”.

https://youtu.be/yYzJqaW74x8

Responsabilidad cívica y empresarial contra el cáncer

Durante las jornadas, también se ha puesto el foco de atención sobre el papel más social de la investigación oncológica. Mediante una mesa redonda, la AECC ha querido dar voz a algunos de sus principales financiadores, entre ellos la empresa de productos de higiene femenina Ausonia. Su representante en el acto, Javier Solans ha anunciado que la marca doblará su contribución a los fondos para la investigación contra el cáncer.

María Trinidad del Canto de la Junta Local de La Bañeza -uno de los municipios españoles más castigados por el cáncer- ha celebrado “el milagro del euro a euro”. Según la portavoz, “es la ciudadanía la que se mueve contra el cáncer y la que está logrando que, gracias a las donaciones, podamos seguir financiando la ciencia”. En este sentido, el invitado Ignacio Barreras, superviviente de cáncer metastásico de páncreas ha agradecido la labor de médicos e investigadores, cuyo trabajo “va unido a la esperanza”.

A modo de conclusión, el presidente de la AECC, Ignacio Muñoz, ha expuesto los avances de la investigación española pero también las carencias y puntos de mejora. “Para los pacientes españoles de cáncer, ir a tratarse a Houston ya no es una opción; tienen el Vall d´Hebrón, el Gregorio Marañon, La Fe de Valencia o el Virgen del Rocío”, sentencia. “Aunque tenemos que mejorar en cuanto a patentes –España se sitúa en puesto 21- somos los novenos del mundo y los cuartos en Europa en número de publicaciones oncológicas”, celebra Muñoz.

No obstante, lamenta, el cáncer es una enfermedad con una gran implicación social y emocional. Según estimaciones de la AECC, actualmente existen en España cerca de 700.000 pacientes que necesitarían apoyo de un psicólogo y otros 250.000 que requerirían algún tipo de ayuda social. Sin embargo, esta demanda solo está cubierta en un 10%, advierte. “Es, sin duda, el mayor problema sociosanitario de nuestro país”.

Tal como explica el presidente de la AECC, existe un nuevo modelo de colaboración que puede desempeñar un papel fundamental: las empresas. Ahora, reclama, “solo nos falta que las administraciones procuren cauces fiscales más incentivadores y sencillos, que permitan y faciliten el apoyo a la investigación, tal como ya existen en otros países de la Unión Europea”.

La réplica ha correspondido a la secretaria de Estado de Investigación, Desarrollo e Innovación. “La investigación son personas que dedican su esfuerzo y su trabajo a otros”, ha dicho Carmen Vela. “Es este alarde de esfuerzo y trabajo el que ha permitido que la investigación en España siga a un nivel que, de otra forma no habría sido posible”, admite.