Spiriman lleva a Fiscalía a la fabricante del falso omeprazol.

El médico Jesús Candel, más conocido como Spiriman, ha denunciado ante la Fiscalía Provincial de Málaga a la empresa fabricante del falso omeprazol que provocó síndrome del hombre lobo en varios bebés, a los que le salió vello por el cuerpo. La denuncia incluye también a los responsables de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS) y la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía.

Spiriman presentó el lunes la denuncia contra la fabricante del falso omeprazol, Farma-Química Sur S.L., en representación de la Asociación Justicia por la Sanidad, organización que preside. Tal y como recoge el texto, entre sus fines está vigilar las actuaciones de los gestores públicos y denunciar aquellas que pudieran afectar de forma negativa a los usuarios del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La Fiscalía malagueña ya investigaba de oficio el error de la fabricante del falso omeprazol. Según confirmaron a EFE fuentes de la Fiscalía Superior de Andalucía, las diligencias se abrieron a raíz de las informaciones publicadas en los medios. Unos 23 menores de Andalucía, Cantabria y Comunidad Valenciana están afectados por la administración errónea de minoxidil (un crecepelo), en lugar de omeprazol (un protector gástrico).

Denuncia cántabra

Por otro lado, el despacho de Francisco Javier Díaz Aparicio ha presentado una denuncia en el Juzgado de Instrucción de Torrelavega, en Cantabria. Esta región es la que reúne mayor número de casos, con una decena reconocidos oficialmente. A estos se une un undécimo caso, que acaba de incluirse en esta reclamación. El bebé, de 13 días, recibió un medicamento preparado en la farmacia del centro de salud de Los Corrales de Buelma. Este es el municipio con más casos.

Según recoge EFE, a diferencia del resto de menores, este niño no ha sufrido aparición de vello por el cuerpo. Por el contrario, presentaba agitación e irritabilidad. Tras saber de la existencia de casos de afectados por un falso omeprazol, los padres consultaron con su pediatra, que les dio otra receta y les indició que acudieran a otra farmacia. A partir de entonces, el bebé mejoró.

De acuerdo con la denuncia, la especialista comunicó a los padres que su hijo era uno de los afectados por el citado fármaco. Asimismo, les hizo entrega del informe del servicio de Farmacovigilancia sobre la retirada de los lotes. Sin embargo, no han recibido notificación oficial. En estos momentos, el menor se encuentra a la espera de pruebas cardiológicas.