Técnicas médicas no probadas

Google ha anunciado que no aceptará anuncios en sus plataformas de técnicas médicas no probadas o experimentales, incluyendo la mayoría de las terapias con células madre o genéticas. De hecho, según recoge la agencia EFE, el gigante tecnológico ha recalcado que determinados contenidos relacionados con la atención sanitaria no pueden aparecer en anuncios de ninguna forma. Por otro lado, otros solo pueden promocionarse si el anunciante cuenta con la certificación de Google pertinente. Además, debe orientar sus anuncios a países admitidos.

“Estos tratamientos pueden conducir a resultados de salud peligrosos y creemos que no tienen cabida en nuestras plataformas (…) Prohibiremos los anuncios de tratamientos que no tienen una base biomédica o científica establecida”.

En este sentido, Google, cuya matriz es Alphabet, argumenta que la empresa se rige por las normativas publicitarias sobre atención sanitaria y medicamentos. Por este motivo, asegura que los anuncios que aparecen en su web deben cumplir la ley y los estándares del sector correspondientes. “Nos tomamos muy en serio las infracciones de esta política (por ejemplo, actividades delictivas o anuncios maliciosos). Además, las consideramos graves, ya que suponen un riesgo para la seguridad de nuestros usuarios o sus propiedades”, advierte la multinacional.

Por esta razón, para determinar si un anunciante o un sitio web de destino infringen esta política, Google podrá revisar información de varias fuentes. Para ello, puede incluir anuncios, sitios web, cuentas y otras fuentes de terceros. Por eso, de acuerdo con una publicación en la que Google justificó esta nueva política, el gigante de internet tomó esta decisión. Lo hizo después de ver un aumento en los actores maliciosos, tratando de aprovecharse de los pacientes al ofrecer técnicas médicas no probadas.

Nueva política de Google

En algunos anuncios, clínicas que utilizan células madre han recalcado a los pacientes que sus tratamientos pueden ayudarlos con enfermedades como la degeneración macular, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), esclerosis múltiple y enfermedades pulmonares degenerativas. Asimismo, los científicos y las asociaciones médicas han criticado que estas empresas pretenden aprovecharse de las esperanzas de pacientes gravemente enfermos.

Srivastava:“La nueva política de Google, que prohíbe la publicidad de medicamentos especulativos, es un paso muy necesario. Permite frenar la comercialización de productos médicos sin escrúpulos”.

De hecho, en declaraciones al diario The Washington Post, el presidente de la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre, Deepak Srivastava, ha aplaudido la medida tomada por Google para salvar la mala reputación que estaba creando estos anuncios maliciosos. Finalmente, el científico ha argumentado que la mercadotecnia y la comercialización de productos de células madre no comprobados amenazan la salud pública, la confianza en la investigación biomédica y socavan el desarrollo de nuevas terapias legítimas.