Esta última empresa ha desarrollado un teléfono con pantalla móvil para llevar a cabo exploraciones a distancia. El propio hospital ha informado de que cuando un paciente con prótesis de rodilla o cadera ingresaba en la unidad de hospitalización a domicilio, era visitado cada 48 o 72 horas por los profesionales médicos.

Esta iniciativa de exploraciones a distancia forma parte de un proyecto de telemedicina que reduce los desplazamientos a 2 si el paciente evoluciona de manera favorable. La primera visita sería a la enfermería y la segunda sería para recibir el alta. Nada más ser recibido por el paciente en enfermería se le entrega un kit sanitario con la medicación e instrucciones para usarlas correctamente desde su casa.