Para evaluar la atención a los militares, los investigadores llevaron a cabo un estudio transversal descriptivo retrospectivo entre 2009 y 2015. La población de estudio fueron los pacientes tratados en la enfermería de los 6 buques de la Armada Española. Tal y como apuntan los autores del estudio, la organización sanitaria de la Operación Atalanta tiene como objetivo asegurar la salud y el bienestar de todos los componentes de la misión.

Se analizó la atención sanitaria de una población militar de 1.079 efectivos, 38 civiles y 51 presuntos piratas en un periodo de estudio de 980 días. Durante la investigación, se realizaron 3.280 primeras consultas y 911 consultas sucesivas. De las primeras consultas, el 49,7% se efectuaron en 2 fragatas clase F-80, el 23,2% en un buque de asalto anfibio, el 13,4% en un buque petrolero, el 8,2% en un patrullero clase Descubierta y el 5,5% en un patrullero clase BAM.

Cuadros catarrales y digestivos, muy frecuentes entre los militares

Las principales atenciones a militares se clasificaron como “otras enfermedades” (45,5%), seguidas de “otras lesiones” (31%), enfermedad dermatológica (11,1%), enfermedad bucodental (5,9%), enfermedad ocular (2,9%), quemaduras de primer y segundo grado (1,85%), deshidratación (0,9%), ginecología (0,5%), insolación (0,4%) e inhalación tóxica (0,15%).

Los resultados mostraron que el 21% de las atenciones a militares eran por causas traumatológicas. Dentro de la patología traumatológica se incluyen las lesiones por entrenamiento militar, las lesiones derivadas del deporte y cualquier otro tipo de lesión de carácter traumatológico.

Por su parte, dentro de las denominadas “otras enfermedades” las de mayor incidencia fueron los cuadros catarrales, los digestivos (estreñimiento, dispepsia, gastroenteritis y meteorismo) y los urológicos (urolitiasis e infecciones de orina). En la categoría “otras lesiones” la patología traumatológica de carácter musculoesquelética ha sido la entidad más prevalente.

En relación a la asistencia total a civiles fue de 38 y la patología observada más frecuentemente fueron los procesos dermatológicos en especial piodermitis, cuadros digestivos, deshidrataciones e insolaciones. Por último, el estudio afirma que se atendieron a 51 presuntos piratas con unas patologías similares a las mencionadas para los civiles, pero en este caso también hay que añadir la asistencia a 2 heridos por arma de fuego.