Prótesis de hombro en pacientes fracturados

El doctor Emilio Sebastiá, de la Unidad de Hombro y el profesor Alejandro Lizaur, jefe del Servicio, han recibido la enhorabuena de la American Society of Shoulder and Elbow Therapists (ASSET) y la Sociedad Española de Cirugía de Hombro y Codo (SECHC)  gracias su paper sobre prótesis de hombro.

Estas entidades han calificado el trabajo, publicado en la revista Journal of Shoulder and Elbow Surgery como “uno de los más relevantes de los últimos años y una referencia internacional para el tratamiento de estos pacientes fracturados”.

“Las roturas severas de hombro son frecuentes y afectan principalmente a personas de cierta edad”, explican los científicos en una nota de prensa, “representan una lesión muy invalidante por impedir la actividad de todo el brazo, y de difícil solución con resultados generalmente malos”, justifican.

Gracias a esta investigación, que ha obtenido el premio anual al mejor trabajo científico de investigación clínica de la Sociedad Valenciana de Traumatología (SOTOCAV), se ha demostrado que “con un tipo especial de prótesis es posible recuperar la función de la articulación y la calidad de vida en estos pacientes”.  

Infección en la prótesis de rodilla

El doctor Santiago González, de la Unidad de Rodilla también ha sido reconocido por su trabajo sobre el tratamiento de la infección en prótesis de rodilla, supervisado por Lizaur y publicado por revista “de prestigio e impacto internacional” Clinical Microbiology and Infection.

“La infección en prótesis es relativamente infrecuente, pero constituye la más grave complicación, con largo tratamiento que necesita reiteradas intervenciones quirúrgicas”, explica el traumatólogo. “Ocurre a pesar de realizar todas las medidas de prevención posibles y los factores que la provocan son inciertos”, continúa.

“En la mayoría de los casos, el resultado es insatisfactorio y quedan secuelas permanentes", admite González en una nota de prensa, por eso, en el estudio “propone un nuevo régimen de tratamiento que consiguió reducir el número de operaciones necesarias para vencer la infección con resultados muy favorables”.