El abordaje terapéutico de los 70 subtipos de sarcoma de tejidos blandos requiere un equipo multidisciplinar presente desde el diagnóstico inicial hasta el tratamiento en todas sus vertientes -quirúrgica, sistémica y radioterápica-. En el caso concreto del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) este grupo está integrado por oncólogos, médicos radioterápicos, patólogos, radiólogos y cirujanos especializados.

Según informa el centro en una nota de prensa, este equipo dependiente de la Unidad de Cirugía Oncológica del Servicio de Traumatología atiende, cada año, entre 20 y 30 nuevos casos de sarcoma de tejidos blandos. Según estimaciones, estas neoplasias suponen el 1% de todos los tumores en pacientes adultos y su prevalencia es de entre 2 y 3 casos por cada 100.000 habitantes.

El sistema de trabajo que ha convertido a este equipo en “la vanguardia del tratamiento de los sarcomas de partes blandas en España”, lleva vigente 25 años y se basa en:

  1. Formación continua.
  2. Participación en estudios de investigación clínica
  3. Lazos de cooperación con oncólogos nacionales e internacionales de prestigio.
  4. Reuniones periódicas -cada 2 semanas- multidisciplinares para decidir los tratamientos.

“El mayor conocimiento molecular, el desarrollo de técnicas eficaces de tratamiento local y el uso creciente de tratamientos personalizados es fundamental para el abordaje de los sarcomas de tejidos blandos”, explican los expertos en un comunicado. “El intercambio de conocimiento en sesiones formativas, permite a los especialistas actualizarse en el manejo de estos tumores”, aseguran, “toda esta experiencia acumulada se traduce en mejores resultados y opciones más novedosas de tratamiento”.