El síndrome del túnel carpiano se ha admitido como enfermedad profesional de una limpiadora. La sentencia del Juzgado de lo Social número 2 de Santander abre la puerta a que la patología deje de ser considerada contingencia común, de acuerdo con el sindicato USO, que interpuso la demanda en este caso.

Según recoge la agencia EFE, la Dirección Provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) dictó una resolución que confirmaba como enfermedad común la baja por un síndrome del túnel carpiano de una trabajadora de la limpieza de Valdecilla, perteneciente a la empresa Ferrovial.

Ante la demanda del sindicato, el INSS alegó que el sector de la limpieza no aparece entre los afectados por el síndrome del túnel carpiano en el real decreto que enumera las enfermedades profesionales. Frente a este argumento, existe jurisprudencia del Tribunal Supremo que establece que esta lista es abierta.

La sentencia alude a dicha jurisprudencia y señala que, aunque el síndrome del túnel carpiano no está expresamente incluido en la enumeración de actividades capaces de producir esta enfermedad, las tareas que desempeña una limpiadora pueden conllevar esa clasificación por sobrecarga de la muñeca.

Para el sindicato USO, esta decisión es “novedosa en Cantabria” y abre la puerta a que el síndrome del túnel carpiano, “muy común entre los más de 6.000 trabajadores del sector en la región”, deje de ser declarada como contingencia común en los procesos de incapacidad temporal.