La Sección de Acondroplasia del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatológica, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica del Aparato Locomotor del Hospital Virgen de la Victoria, ha sido pionera a nivel nacional en la práctica de alargamiento del hueso mediante efecto electromagnético. Este avanzado sistema intramedular para el tratamiento de los trastornos óseos del crecimiento, ya ha sido probado con éxito en varios pacientes.

Según explica el equipo en una nota de prensa de la Junta de Andalucía, la técnica se sirve de clavos elongadores intramedulares imantados y del efecto a distancia de las ondas electromagnéticas para alargar, aproximadamente 1 milímetro diario, el fémur y la tibia de pacientes con acondroplasia.

Mientras la terapia tradicional se vale de herramientas externas al cuerpo del paciente, este material se inserta dentro del hueso y se activa mediante un dispositivo externo que extiende progresivamente el clavo. Puesto que ninguna pieza queda expuesta al exterior, esta técnica reduce la posibilidad de infecciones, lo que, a su vez, agiliza la recuperación, simplifica la rehabilitación y evita molestas. 

El servicio malagueño, pionero en la aplicación de esta técnica, ha cumplido ya 20 años de experiencia en el abordaje de la acondroplasia y otros trastornos del crecimiento. Con el apoyo del Hospital Materno Infantil, el equipo multidisciplinar de traumatólogos, pediatras, anestesiólogos, rehabilitadores y psicólogos ha intervenido a un total de 250 niños acondroplásicos en los últimos 20 años.

En este sentido, el jefe del servicio, Felipe Luna ha recordado que “el abordaje integral de estos pacientes desde el punto de vista físico y psicosocial es fundamental para ofrecer una asistencia efectiva”. El objetivo de estas intervenciones es, más allá de conseguir una talla proporcionada, mejorar la autonomía, funcionalidad y autoestima de los pacientes.

“Cada vez se consiguen más avances para la cirugía de elongación ósea”, celebra Luna, “para nosotros es muy satisfactorio comenzar a utilizar este nuevo material intramedular de forma pionera en este tipo de casos tan complejos, para que estos niños y niñas puedan beneficiarse lo antes posible de todas las ventajas que ello supone”.