Según explican los autores, la tendinopatía de glúteo es fuente de dolor lateral de cadera que suele ser mal diagnosticada y, por tanto, mal gestionada, como consecuencia de las limitaciones que presentan las pruebas diagnósticas comunes.

Para determinar la validez de esas pruebas habituales en el diagnóstico de tendinopatía glútea detectada por RMN, los investigadores examinaron a 65 pacientes con dolor lateral de cadera. Se evaluó la palpación del trocánter mayor y varias pruebas de provocación de dolor. Un radiólogo ajeno a los hallazgos clínicos examinó las resonancias de la cadera dolorida.

Los resultados indican que los pacientes que informan de dolor lateral de cadera dentro de los 30 segundos siguientes a permanecer apoyado sobre una pierna tienen muchas probabilidades de tener tendinopatía de glúteo; no ocurre lo mismo con el test de tacto.