El estudio, que publica el Journal of Orthopedic Research, se basa en los casos de 469 sujetos chinos, de entre 18 y 55 años de edad. Tras realizar un análisis estadístico genómico, utilizando el diámetro del canal espinal óseo anteroposterior como rasgo cuantitativo, los científicos identificaron los polimorfismos de nucleótido único (SNP) más significativos en los cromosomas 8, 11 y 18.

Además, los investigadores comprobaron que la proteína 5 relacionada con el receptor de lipoproteínas de baja densidad en el cromosoma 11 era un importante gen funcional en el desarrollo óseo del canal, a través del enfoque del gen candidato. La presencia de múltiples SNP sugirió el origen multifactorial de la patología, mientras análisis adicionales mostraron que la predisposición genética era específica de cada región: superior (L1-L4) e inferior (L5 y S1).

Según su autor principal, Dino Samartzis, el estudio “representa un gran avance en la comprensión de la estenosis lumbar y puede ayudar a los investigadores a desarrollar estrategias de prevención basadas en la modificación de la actividad y el estilo de vida, así como opciones de manejo más novedosas basadas en la precisión”.