El Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Departamento de Salud de Denia, utiliza la inyección de colagenasa para tratar a estos pacientes. Cada año se administra, según señala el propio centro, a más de medio centenar de personas. Este procedimiento es mínimamente invasivo y permite evitar la cirugía. Además, favorece una recuperación rápida.

La causa de esta enfermedad es la formación de nódulos en la palma de la mano, lo cual acaba provocando la retracción de una o varias falanges. Según explica el centro, la colagenasa es una enzima que rompe o debilita el entramado de colágeno creado por el crecimiento desordenado de las células.

Tal y como destaca el doctor Rafael Sanjuán, en primer lugar, se inyecta la colagenasa en la zona afectada por medio de una jeringuilla fina. Tras un plazo de 24 a 48 horas, periodo en el que la colagenasa ya ha hecho efecto, se extiende el dedo hasta que la mano recupera su posición natural.

Tanto en la inyección como en la extensión de la extremidad se utiliza anestesia, lo que hace que la intervención sea mucho más tolerable para el paciente, aclara el Departamento de Salud de Denia. Entre las ventajas de la colagenasa, los especialistas destacan la fácil recuperación del paciente, la garantía de lograr una movilidad completa de la extremidad y el hecho de no requerir una rehabilitación posterior.