Según señala el hospital madrileño, el juanete es una deformidad del antepié que implica varios huesos y tendones. Esta patología es muy frecuente y es más que un problema estético dado que afecta a huesos y tendones. La intervención quirúrgica es el tratamiento más recomendado y consiste, según el centro hospitalario, en la reorientación de los huesos y la adaptación de los ligamentos y tendones a la nueva pisada.

El doctor Agustín Garabito señala que pueden utilizarse materiales ortésicos, como separadores ortopédicos, para intentar prevenir su avance, pero el tratamiento, a la larga, tiene que ser quirúrgico, puesto que la propia pisada favorece su progresión. Las técnicas que se aplican en la intervención son mínimamente invasivas, recuerda este especialista.

 “Es una cirugía ambulatoria, en la que utilizamos anestesia loco-regional, de modo que no es necesario el ingreso del paciente. Las incisiones son más pequeñas; las osteotomías o cortes en el hueso se fijan con materiales como el titanio, que permiten el apoyo del pie desde el primer momento, sin la necesidad de utilizar escayolas”, afirma el doctor Garabito.