“Las dislocaciones de rodilla ascienden a medida que incrementa la tasa de obesidad. El número total de pacientes que son obesos está aumentando, por lo que estamos observando un incremento de este problema”, explica Joey Johnson, investigador de la Brown University y médico del Rhode Island Hospital, ubicados en el estado de Rhode Island. Johnson ha liderado un estudio con dichos hallazgos, los cuales han sido publicados en la revista Journal of Orthopaedic Trauma.

Johnson observó que ciertos pacientes experimentaban dislocaciones de rodilla con actividades simples como bajarse de una escalera tras colgar unas cortinas. Este tipo de eventos se producían con una mayor frecuencia en aquellos sujetos que tenían obesidad, motivo por el que decidieron realizar un estudio que confirmara esta relación observada.

Para conocer en profundidad los motivos, el equipo de investigación analizó los registros de Nationwide Inpatient Sample, una base de datos de pacientes que habían acudido al hospital. Durante el periodo de estudio, los autores descubrieron que los pacientes obesos o con obesidad mórbida constituían un porcentaje cada vez mayor de los pacientes con dislocación de rodilla y que, en 2012, ascendían al 19% de los pacientes.

La lesión vascular es una complicación especialmente grave de las dislocaciones de rodilla porque si no se descubriera y tratara, podría ser necesario la amputación de la pierna, según informan los expertos. Los autores observaron que las probabilidades de lesión vascular durante una dislocación de rodilla eran 2 veces más altas entre las personas obesas o con obesidad mórbida que en los casos de pacientes con un peso normal.

En opinión de Johnson, los médicos deben prestar especial atención a las lesiones vasculares en pacientes obesos que han sufrido una dislocación de la rodilla, independientemente de la causa, pues “ese paciente podría perder la pierna y su vida podría cambiar para siempre”. Asimismo, este tipo de pacientes permanecía una media de 15,3 días, mientras que los pacientes sin lesión vascular permanecieron en el hospital durante un promedio de 7,4 días, otro claro indicativo a tener en cuenta.