Es una de las conclusiones de la intervención del investigador español José Peña, catedrático de la Universidad de Córdoba (Andalucía) en la IX Clínica de Actualización Deportiva, organizada por la Escuela Superior de Medicina (ESM) y la Dirección de Desarrollo y Fomento Deportivo del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México.

Según recoge NTR Zacatecas, el experto explicó la incapacidad de las células musculares para dividirse, de manera que para regenerase se fusionan con otras células satelitales. Al hacer ejercicio, el esfuerzo mecánico provoca microlesiones que activan esas células satelitales, tal y como apuntó el jefe de la División de Fomento Deportivo, Ricardo Peñaloza.

Los deportistas que realizan actividades anaeróbicas con repeticiones sucesivas de un mismo ejercicio (culturismo, fitness, halterofilia…) presentan a menudo hipertrofia muscular, un incremento de la sección fisiológica transversal de los músculos que ocurre por el engrosamiento de las fibras musculares y por el número de tejidos capilares en el tejido muscular.

Por su parte, los corredores de maratón suelen padecer inflamaciones por degeneración de la fibra muscular. Según Peña, es conveniente no administrar antiinflamatorios para no interrumpir la regeneración natural del tejido. Igualmente, hay que evitar la inmovilización, ya que puede evolucionar hacia fibrosis. Por lo general, es recomendable que el músculo siga trabajando.