“El lumbago es una dolencia incapacitante que puede estropear el periodo vacacional que se espera con avidez a lo largo del año”, advierte una nota de prensa del Hospital Policlínico HM IMI Toledo, en la que Andrés Barriga, jefe de Traumatología ofrece una serie de consejos para controlar el principal motivo de dolor, discapacidad y baja laboral en las sociedades industrializadas.

  1. Corregir el sobrepeso.
  2. Evitar la vida sedentaria.
  3. Evitar ropa ajustada y tacones altos.
  4. Aplicar calor local en la zona afectada.
  5. Practicar estiramientos y relajación a diario.
  6. Adaptar la práctica deportiva a la forma física real.
  7. Cuidar la postura al cargar peso, sentarse o caminar.
  8. En trayectos largos, estirar o caminar entre 5 y 10 minutos cada 2 horas.

Si estas pautas se hacen insuficientes, es necesario acudir al especialista, advierte Barriga. “Los traumatólogos prestamos especial atención si el paciente presenta dolor de predominio nocturno y en reposo, fiebre calambres, dificultad para caminar, pérdida de orina, impotencia o pérdida de sensibilidad en la zona genital”, ejemplifica. Estos síntomas “nos pueden orientar a un problema más serio que requiere estudios complementarios como la resonancia magnética”.

Radiofrecuencia para tratar el lumbago

En el lumbago agudo, pero de trayectoria breve, el tratamiento es reposo moderado, analgésicos, antiinflamatorios y, en algunos casos, relajantes musculares. Si la patología se cronifica, al persistir más de 3 meses puede optarse por prescribir fisioterapia, yoga, pilates o ejercicios de core dirigido a fortalecer la musculatura de la cintura abdominal. La rizólisis por radiofrecuencia es la terapia indicada cuando todas las anteriores fallan.

“Es un método útil, de bajo riesgo, ambulatorio y con anestesia local”, resume Barriga en cuyas manos “el 65% de los pacientes que han obtenido un alivio temporal del dolor con un bloqueo anestésico de facetas lumbares mejoran con la rizólisis”, asegura. La cirugía, recuerda, solo estaría indicada en casos con síntomas neurológicos, limitación durante largos periodos o una causa específica de dolor.