La acreditación confirma que la unidad de pie y tobillo cumple con una serie de requisitos que la sitúan al máximo nivel:

  1. Volumen de pacientes tratados.
  2. Complejidad de las intervenciones quirúrgicas realizadas.
  3. Diversidad de tratamientos aplicados.
  4. Proyectos de investigación.
  5. Experiencia docente.

El cumplimiento de todos ellos, “equipara al Hospital de Manises a otros grandes centros nacionales de referencia en la especialidad de pie y tobillo”, asegura el cirujano de la unidad, Rodrigo Díaz. Por su parte el doctor Marco Strauch, espera que la acreditación “favorezca que vengan a formarse médicos de otras comunidades”.

En este sentido, el jefe de Servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica ha destacado el “gran compromiso e implicación en la docencia de los profesionales de la unidad de pie y tobillo” que, cada vez, atrae un mayor volumen de interesados en aprender técnicas novedosas. Entre ellas, destaca la artroscopia All inside.

La Unidad de Pie y Tobillo del Hospital de Manises, lleva desde 2014 practicando este método de corrección de la inestabilidad de tobillo. Esta dolencia, conocida como esguince mal curado, provoca dolor, rigidez e, incluso, secuelas invalidantes, pero, en la unidad de pie y tobillo, puede ser atajada “de forma medianamente invasiva y con una recuperación acelerada”.

Desde el pasado año 2016, los expertos del hospital han realizado casi 500 cirugías relacionadas con el pie y tobillo, “muchas de ellas mediante este método de artroscopia no invasiva”, recuerda Díaz. Esta cifra, convierte a la unidad de pie y tobillo en una de las más experimentadas en la implantación de prótesis de última generación y fijadores externos circulares para la corrección de las deformidades más complejas.