La Unidad de Cirugía Ortopédica, Traumatología y Reumatología del Hospital Universitario Virgen del Rocío ha sido premiada en las Jornadas Nacionales de Enfermería en Traumatología y Cirugía Ortopédica por su trabajo sobre el perfil del paciente con fractura de fémur. Según los resultados, los ingresados por fracturas de fémur proximal son, en su mayoría, mujeres de edad avanzada, en situación de dependencia funcional moderada, que al regresar al domicilio, precisan de un cuidador y dispositivos para caminar.

El estudio descriptivo, longitudinal y prospectivo se basó en los 425 pacientes que ingresaron, fueron intervenidos y dados de alta a lo largo de un año en esta unidad por fractura de fémur proximal intra o extracapsular. El equipo tuvo en cuenta las siguientes variables:

  1. Edad.
  2. Sexo.
  3. Destino al alta.
  4. Deambulación.
  5. Tipo de fractura.
  6. Estancia media.
  7. Cuidador principal.
  8. Continencia o incontinencia urinaria.
  9. Grado de dependencia funcional al ingreso.

Las estadísticas mostraron que el 76% de los pacientes era de sexo femenino, con una edad media de 80,86 años y, en el 60,48% de los casos, precisaba de un cuidador de día. Antes de la fractura, el 57,64% del total no necesitaba dispositivos de ayuda para deambular ni presentaba problemas de incontinencia. Según el Índice Barthel, solo una cuarta parte de los pacientes del estudio eran personas totalmente independientes. La fractura de fémur proximal fue extracapsular en el 61,18% de los casos, con una estancia media de 6,60 días.