En concreto, la Unidad de Gestión Clínica Intercentros de Neurocirugía de los Hospitales Universitarios Virgen Macarena y Virgen del Rocío, dirigida por Javier Márquez, ha realizado dicha intervención a dos jóvenes de 13 y 20 años con mielomeningocele lumbosacra y dorsal, con una paraplejia fláccida, secundaria con hidrocefalia, y escoliosis secundaria que les condicionaba una extrema deformidad.

Tal y como explican en un comunicado, ambos habían sido intervenidos previamente con técnicas clásicas sin que los resultados fuesen satisfactorios a largo plazo. Gracias a la nueva técnica, se ha conseguido corregir la escoliosis en más de 45 grados, además de lograr que permanezcan estables radiológica y clínicamente desde entonces.

En las operaciones han intervenidos neurocirujanos infantiles, coordinados por Mónica Rivero. “Aportamos una técnica quirúrgica nueva que implementa el arsenal terapéutico para estos pacientes, mejorando su calidad y esperanza de vida, por lo que estamos muy orgullosos”, ha señalado, por su parte, el director del equipo, Julio Valencia.

Los resultados de las intervenciones de dislocación rotacional progresiva tras artrodesis posterolateral se han presentado en el último Congreso Internacional de Neurocirugía, celebrado en la ciudad portuguesa de Estoril. Isabel Cuervo, residente rotante externa procedente del Hospital Universitario Central de Asturias, ha sido la encargada de realizar la presentación, que ha conseguido el premio al mejor póster del congreso.