Prótesis de cadera

Las Islas Canarias dan un salto cualitativo en la prótesis de cadera con la introducción de una técnica quirúrgica. Esta técnica no solo reduce el tiempo de recuperación de los pacientes, sino que disminuye el sangrado y el dolor posoperatorio. En este sentido, el doctor Gonzalo Massieu, jefe del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Quirónsalud Tenerife, recuerda que se trata de un procedimiento quirúrgico diferente de los demás por la forma en la que se accede a la articulación.

“Los resultados a largo plazo son similares con cualquier técnica quirúrgica, pero al acceder a la cadera por la parte anterior se evita lesionar estructuras musculares o tendinosas, por lo que todo son ventajas de cara a la recuperación”, subraya el especialista. Asimismo, indica que el equipo de Quirónsalud Tenerife han realizado ya unas 200 intervenciones de este tipo.

Sin rehabilitación

Al tratarse de una técnica menos invasiva, provoca menos sangrado, menos dolor posoperatorio y logra reducir en unos 2 días el ingreso de los pacientes en el hospital. El doctor Massieu recuerda que los pacientes “caminan sin necesidad de rehabilitación a las 12 horas de ser intervenidos”. Además, a las 3 semanas de la intervención “ya pueden conducir y hacer una vida casi normal”.

El facultativo reconoce que este procedimiento está indicado en todos los pacientes que necesitan una prótesis en la articulación de la cadera, “pero no es aconsejable en pacientes muy obesos o con enfermedades de la cadera muy complejas”. El reemplazo protésico de la cadera es un procedimiento habitual en los quirófanos de ortopedia. De hecho, se recomienda a pacientes que tienen dañada la articulación como consecuencia de algún traumatismo o enfermedad degenerativa.

Por último, recuerda el especialista que, en la mayoría de los casos, los pacientes operados mejoran considerablemente su calidad de vida. A su juicio, consiguen una buena estabilidad de la articulación que les permite mejorar su marcha. También eliminar las molestias y dolores que sufrían antes de la intervención.