La consideración de la epicondilitis como enfermedad laboral se ha producido en una sentencia del Juzgado de lo Social número 7 de Bilbao. Según informa la agencia, este órgano ha estimado que la epicondilitis que sufre una trabajadora del sector de limpieza es una enfermedad profesional.

El juzgado asegura que en su puesto de trabajo se da uno de los requisitos contemplados en el cuadro de enfermedades profesionales como es el movimiento de continuado de flexoextensión forzada de muñeca.

La mutua de la trabajadora consideró la epicondilitis como enfermedad de origen común. El juzgado ha rechazado esta valoración y ha considerado la epicondilitis como enfermedad laboral. Por otro lado, una resolución de la Seguridad Social ha considerado que la epicondilitis que sufre otra trabajadora (en este caso del sector de peluquería) está relacionada con sus condiciones laborales.