Suplementos de vitamina D

Suplementos de vitamina D no previenen las fracturas óseas en la población general. Según el estudio Nutrimedia del Observatorio de la Comunicación Científica del que se ha hecho eco la agencia EFE, estos suplementos solo serían recomendables en mujeres mayores con un déficit nutricional importante y que no pueden exponerse al sol. En este sentido, concluyen que hacer cribado y suplementar con vitamina D de forma generalizada podría responder más a una moda que a una necesidad. Esta moda tendría algunas consecuencias como la medicalización y el incremento del gasto sanitario.

Informe

La preocupación por la posible aportación insuficiente de vitamina D entre la población ha llevado en las últimas décadas a que se hagan recomendaciones dietéticas. También recomendacones sobre el uso de complementos nutricionales para incrementar su ingesta. Por esta razón, estas recomendaciones se hacían con el objetivo de mejorar la salud de los huesos y prevenir las fracturas a medio plazo, particularmente de la cadena.

Ante esta situación, algunos organismos han empezado a cuestionar estas recomendaciones. Pablo Alonso Coello, investigador del Centro Cochrane Iberoamérica y autor de la evaluación explica que “al principio, observamos que los resultados de los estudios mostraban una disminución en las fracturas entre las mujeres mayores internadas en residencias geriátricas o centros de larga estancia, pero las revisiones más recientes han cuestionado este efecto”.

Estudio

La investigación se ha basado en una revisión sistemática exhaustiva que ha evaluado 81 estudios con un total de más de 50 000 participantes. El diseño y ejecución de estos estudios “nos permite afirmar con confianza la ausencia de un efecto protector en la población”. Por esta razón, “consideramos que es muy improbable que futuros estudios cambien el resultado observado en esta nueva evaluación”, asegura el autor.

La evaluación también hace mención del estudio, el cual muestra que ael consumo de suplementos de vitamina D tampoco reduce el riesgo de cáncer ni el de enfermedad cardiovascular. El estudio precisa que hay casos puntuales en los que sí estaría indicada la suplementación con vitamina D por prescripción médica como, por ejemplo, en personas que sufren osteomalacia o raquitismo.

Vitamina D

La vitamina D es una vitamina de tipo liposoluble. Ayuda a aprovechar el calcio que obtenemos a partir de la dieta y formar los huesos. La vitamina D también regula la hormona paratiroidea (PTH), que ayuda a mantener los niveles de calcio disponible en sangre.