Los ensayos elegidos incluían ensayos controlados aleatorios (ECA) y otros no aleatorios. Además, se añadieron estudios no aleatorios (ENA) junto a los controlados y los de cohorte. Cada estudio debía tener otro con el que compararse de SMUT. Fue necesaria una Injury Severity Score (ISS) de 15 o similar para la gravedad de la lesión. Los adultos elegidos eran de 16 años o más.

De 38 estudios, 34 examinaron la supervivencia del paciente con traumatismo grave después del traslado por aire comparado con el traslado por tierra. Ninguno de ellos fue aleatorio y no se detectaron ECA. Como primer resultado estaba la supervivencia al alta. La mortalidad que no se adaptaba se calculó con los datos de 282.258 pacientes de 28 de los 38 estudios. Por lo general, hubo demasiada heterogeneidad como para hacer estimaciones concretas.

Según los datos de 6 ensayos (no ajustados de la mortalidad) centrados en los pacientes con traumatismo craneoencefálico, no se estableció relación con posibilidad de muerte con el SMUH. 21 de los estudios emplearon una regresión multivariada para ajustar los factores de confusión.

Los análisis empleados en la Trauma-Related Injury Severity Score (TRISS) se usaron en 14 estudios. Los estudios concluyeron con beneficios para la supervivencia en los grupos de SMUH y SMUT. No se detectaron estudios que analizaran el resultado secundario de morbilidad, porque evaluaron los años de vida ajustados a la calidad y los años de vida ajustados a la discapacidad.

4 estudios notaron beneficios moderados cuando se usó el trasporte por aire para desplazar a los pacientes a centros traumatológicos de mayor nivel. Los accidentes de tránsito y de helicópteros son efectos adversos que pueden suceder con cualquier medio de transporte. Los datos de seguridad no estaban disponibles en ningún estudio. La calidad de los estudios fue muy baja, evaluada según los criterios del Grupo de Trabajo GRADE.

La heterogeneidad de los efectos, el método de estudio y las deficiencias encontradas hicieron imposible estimar los beneficios de los SMUH. Pese a que alguno de los estudios presentaba una mejor supervivencia relacionada con los traslados por aire, en el resto no se puede concluir con la misma afirmación.

Igual pasó con los estudios de la TRISS. Ninguno de ellos tuvo pruebas lo suficientemente satisfactorias evaluadas por los criterios GRADE debido a la arquitectura no aleatoria. Averiguar qué parte de los traslados en helicóptero puede ser beneficioso para el paciente no tiene una respuesta definitiva aún.